Primero es la persona y luego la máquina: Traducción automática (MT).

Si el cliente lo desea, y si el marco del proyecto es adecuado, en Gemino no sólo se integra la tecnología de memorias de traducción en el proceso de los proyectos. Con frecuencia también se utiliza la tecnología MT (Machine Translation), es decir, la tecnología para la traducción automática.

Los motores de la MT trabajan según algoritmos estadísticos o basados en reglas (o ambos). Para ello, requieren, aparte de los vocabularios correspondientes, reglas y estadísticas para la combinación respectiva de idiomas, informaciones especiales y especificaciones para el texto respectivo. El motor de la MT tiene que «aprender» todo esto, por lo que se le entrena en varios ciclos. Lo que significa: Uno de nuestros especialistas proporciona al motor de la MT las informaciones exactas para la traducción en cada ciclo nuevo de entrenamiento, con las cuales se consigue una mejora en la próxima fase de traducción.

El entrenamiento se lleva acabo antes de empezar la traducción automática así como en el siguiente proceso del proyecto. Al mismo tiempo, se importan informaciones específicas de los textos y especificaciones como glosarios, diccionarios o memorias de traducción (TM). A continuación, el sistema ofrece unos resultados, que se pueden seguir optimizando aún más por traductores especialmente formados para la creación de traducciones de alta calidad lingüística, en caso de que el cliente así lo desee.

Aunque los textos de origen con frecuencia tienen que prepararse y después se ha de revisar la traducción automática, el esfuerzo vale la pena: Dependiendo de la calidad del material de origen se pueden obtener parcialmente ahorros considerables.

_